jueves, 29 de diciembre de 2016

La Abadía de Northanger, Jane Austen



Sinopsis:

Catherine Morland es una muchacha "tan corriente como la que más": ni por su espíritu ni por condición social está llamada a se una heroína novelesca... y sin embargo, las novelas son su debilidad. A los diecisiete años, tiende a ver la vida como una ficción permanente capaz de enredarla en sus marañas. 
Novela de novelas, literatura de la literatura, La Abadía de Northanger, encierra en una sátira literaria una hiriente reflexión sobre los prejuicios y crueldades de la sociedad, y es sin duda una de las obras más agudas y divertidas de Jane Austen.



Opinión personal:

Comentar que este libro nunca me llamó demasiado la atención, aunque fuera de esta escritora a la que adoro. La razón no es otra, que el saber que no era de los más populares, aunque esto no me conducía a tener una mala opinión sobre ella.
Siempre que leo a Jane Austen, me preparo para conocer más y más de esa época tan diferente a la nuestra, en la que ella misma vivió. Ese dato concretamente, me causa la expectación de querer conocer todas sus novelas y devorar hasta el último detalle de cómo se vivía entonces.
En mi último viaje, exactamente en Barcelona, al fin, pude hacerme con este título y el más buscado en mi caso, Persuasión, el cual ya he tenido el placer de leer y comentar (Aquí mi opinión) Desde entonces, no he tenido ninguna prisa en salir del encanto del mundo Austen.
Al comenzar esta historia, la misma autora hace una sorprendente revelación, sugiriendo que tras haberse publicado 13 años después de su creación, podría parecer “anticuada” ante los ojos de los lectores. ¿¡Gracioso dato, no creen!? Sobre todo por el hecho de que 200 años después de sus publicaciones, Jane Austen sigue siendo una de las autoras clásicas más leídas y reconocidas de la historia ¡Por supuesto que es anticuada!, pero ahí realmente es donde está la esencia de su éxito a día de hoy.
Impactada al ver lo diferente del estilo de su escritura en esta ocasión y sorprendiéndome ante todo de que Austen no haya decidido corresponder a su estilo de escritura meticuloso y detallado, arriesgando a dejar escenas y conversaciones “incompletas”. Actuando como narradora de una historia que parece conocer por experiencia propia, como si fuera una amiga contándoselo a otra, ¡casi parecía que charlábamos directamente! Detalla momentos, pero en ocasiones, deja abiertas las posibilidades a favor de la imaginación del lector… ¡Impresionante! ¿A que sí?

Hablando ya de nuestra heroína Catherine Morland, tal y como la llama Jane Austen, es una chica recién salida a la sociedad, joven e inexperta que solo desea crear nuevas amistades. Junto a unos viejos amigos de la familia, los Allen, conocerá Bath, una ciudad llena de posibilidades que la ayudarán a relacionarse con personajes de lo más diverso.
Siendo ella hermosa y llevando vestidos a la última moda, no tardará mucho en ser el centro de atención en los locales más concurridos por la media y alta sociedad. Pero nada podría enamorar más a nuestra heroína, que poder hablar largo y tendido sobre su pasatiempo favorito; las novelas góticas llenas de misterio y amor. Pero ¿qué hombre podría respetarla con tales gustos de chica alcahueta?
Isabella Thorpe, será la primera en admirarla, convirtiéndola en su amiga más querida, pero la conducta no siempre adecuada de la joven, pondrá en serio aprieto su amistad y la fidelidad que Catherine pudiera otorgarle. John Thorpe, hermano de la afectada Isabella, desatará más desdichas que alegrías a nuestra heroína, llegando a ser realmente exasperante a quien lo haya conocido, (incluyéndome a mí.)
En cambio, la reconocida familia Tilney prometerá una agradable estancia en la Abadía de Northanger; un lugar de ensueño para la mente aventurera de nuestra protagonista. Túneles, grutas secretas, misterios ocultos que excitarán de antemano a la invitada de honor, quien temía que nada era lo que parecía tras el inexplicable comportamiento de su extraño anfitrión. Un giro inesperado de los acontecimientos, harán su estancia más corta de lo esperado. El partir al hogar sin garantía de volver a ver a sus adorados Eleanor y Henry Tilney, azorarán a Catherine con el dolor de una relación fracasada.

Ni quiero, ni debo, dar más detalles de la historia en sí. Las incontables dichas y desdichas que se ciernen sobre nuestra heroína Catherine Morland, deberán conocerlas por ustedes mismos. ¿Se animan?

Como siempre esperaré vuestra opinión sobre esta entrada y por supuesto, sobre el libro en sí.


Belinda Gonvel.



4 comentarios:

  1. ¡Hola!
    no es lo que suelo leer normalmente pero admito que me ha llamado la atención.

    ¡Un abrazo y Felices fiestas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre aconsejo los libros de Jane Austen, no solo por lo entretenido de sus historias, sino por la parte cultural de su época, a mí me parece fascinante. Espero que también te lo parezcan. Saludos y gracias por pasarte por nuestro blog y comentar. Saludos

      Eliminar
  2. ¡Hola, Belinda! Hoy te comento por aquí, ya que así voy opinando mejor sobre lo que mencionas :D
    Entiendo lo que dices de que, al no ser una de sus obras más aclamadas, no le veías un gran interés. Especialmente cuando se está empezando con un autor, pasa eso, pero ya veo que a ti Austen te ha cautivado :-)
    Jjajja, pues sí que es gracioso lo de los 13 años. De ella solo he leído "Orgullo y prejuicio" y no parece anticuado, sino que más bien es un estilo.
    Me atrae lo de los gustos particulares de la chica para la época y lo que eso conllevará, además del giro inesperado que dices que hay :D Definitivamente no descartaría leerlo.
    ¡Saludos! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta leerte por aquí también jajaja y realmente Austen es una de mis pasiones. Es sobre todo el conocer su época lo que me atrapa. Gracias por todo el apoyo y espero que te animes a leer alguna obra más de Jane Austen.

      Eliminar

Gracias por tu comentario.
Todo Libros.

Runescape Book